“Y he de cantarle al placer
difícil de describir
que significa salir
bien montado a recorrer,
al que se apió a componer
un torniquete gastado,
al capataz emponchado
siempre arrastrando el rebenque”